El exilio de la reina viuda Mariana de Neoburgo y la configuración de un nuevo retrato aúlico

     Hay personajes que han sido muy bien tratados por la historia y por los historiadores, fueran buenas o malas personas o estupendos o nefastos gobernantes. Sin embargo, hay otros que no han tenido la misma fortuna y que prácticamente han sido olvidados. Este último caso es de la reina Mariana de Neoburgo, segunda esposa de Carlos II. Si preguntaran a muchos de nosotros quién es o qué papel jugó en la España de finales del siglo XVII, una gran parte no tendría muy claro ninguna de las dos cosas. Y es que ciertos personajes han entrado en la leyenda negra de nuestro país y la reina viuda de Carlos II es uno de ellos. Hoy se cumplen exactamente 274 años de la muerte de Mariana y con este motivo nosotros queremos aportar un poquito más de luz a su figura. Es por ello que queremos divulgar el artículo que una de nuestras colaboradoras, Gloria Martínez Leiva, especialista en la figura de la reina viuda, le dedicó no hace mucho. El artículo forma parte de las jornadas sobre Carlos II realizadas por la Fundación Universitaria Española y publicadas en el año 2013.

El exilio de la reina viudad Mariana de Neoburgo

     En el texto se hace un recorrido que comienza con la llegada a la corte española de Mariana en 1690, pasando por su posterior exilio en Bayona (Francia) en 1706, hasta su fallecimiento en Guadalajara en 1740. Esa línea cronológica permitirá ir analizando la evolución en los retratos de la reina, de la asimilación de los modelos planteados para María Luisa de Orléans a la configuración de un nuevo modelo iconográfico propio, siguiendo las cada vez más influyentes corrientes francesas en la pintura. Es decir, de los fantásticos retratos de Claudio Coello o Jan van Kessel a los discretos óleos de Jacques Courtilleau o Robert Gabriel Gence. Un apasionante recorrido que nos permite ver no sólo la evolución de estilo en el retrato sino también el progreso en la moda o el cambio físico que con el paso de los años experimentó la soberana.

     Para ver el artículo completo y descargártelo tan sólo tenéis que pinchar aquí. Mientras os dejamos una selección de retratos de Mariana de Neoburgo que acompañan el artículo y que esperamos os gusten. Estamos seguros de que os descubriremos más de uno…