La ley del embudo

     Se que a muchos de vosotros este post más que un artículo informativo os va a parecer una pataleta, pero eso es lo que es.

     Somos los primeros que defendemos la importancia de la conservación preventiva de las obras de arte y por lo tanto cualquier medida que vaya en favor de la protección de éstas nos parece estupenda. Es por ello que respetamos y entendemos a la perfección los museos que impiden la realización de fotografías en su interior, véase el Museo Nacional del Prado. El Prado prohíbe SIEMPRE la realización de fotos, a excepción del día que convocan a los medios de prensa para que puedan informar sobre algún evento o exposición. Pero para el resto de público, blogueros etc. incluidos, está totalmente prohibido. Como decimos, nos parece una medida correcta. Si los conservadores y restauradores del Prado consideran que la realización de fotografías, que en la mayor parte de los casos conllevan flash aunque se intente evitar por todos los medios, daña las obras nosotros no somos quién para llevar la contraria. Se acepta y respeta, faltaría más.

Foto procedente del diario El Pais

Foto procedente del diario El Pais

     Sin embargo, hay entidades y museos que consideran que las fotos de unos dañan y las de otros no o que los derechos de reproducción de la imagen los estarían violando unos y otros sin embargo tienen patente de corso. Nosotros no queremos tratos de favor ni visitas especificas para ver exposiciones. Queremos ser ciudadanos como los demás, que en este caso en concreto somos historiadores del arte y que nos gusta informar sobre la vida artística que se desarrolla en nuestra ciudad. No entendemos por qué el día que ciertas instituciones muestran a blogueros y tuiteros las exposiciones SÍ se pueden realizar todo tipo de fotografías, imágenes que dichas instituciones se dedican a divulgar alegremente dando las gracias por la difusión a éstos, y para el resto del público está prohibido. ¿Qué pasa? ¿Qué nuestros móviles y cámaras sí agraden las obras de arte y los de los otros no? ¿Qué nosotros violamos los derechos de reproducción de las imágenes y los otros están pagando un canon?

     Una cosa, como he dicho anteriormente, son los medios oficiales de prensa, que por supuesto tienen que hacer su trabajo de informar y en el mundo actual sin imagen no hay información. Eso queda a parte de lo que aquí estamos debatiendo. De lo que aquí nos quejamos es que se haga distinciones entre el resto de público que se acerca a una exposición, sea invitado, bloguero, tuitero, quiera informar de ella o simplemente esté contemplándola y le llame la atención una obra en particular. Evidentemente creo que estas instituciones no pueden aludir ni a cuestiones de conservación, ya que si las fotos dañan, hacen daño todos los días, ni a un tema de derechos de reproducción, ya que al permitir a algunos hacer fotos en sus presentaciones -esas presentaciones que utilizan para atraer a la gente a sus exposiciones- resulta que te encuentras todas las obras reproducidas en cientos de blogs, timelines de twitter y páginas de facebook. Es decir, nosotros si podríamos coger una imagen de cualquiera de esas fuentes que están circulando inundando la red, pero luego no podemos hacer una foto con el móvil como han hecho otros… Lo dicho, no entendemos nada. Por supuesto nos ceñiremos a las normas que nos dictan, pero eso no quiere decir que las compartamos ni estemos de acuerdo con la mala política que hacen algunas instituciones, que arbitrariamente hacen distingos y miden con muy distinto rasero a unos ciudadanos de otros.