#SoyCerralbiano

      El pasado viernes día 19 fuimos invitados junto a un grupo de seguidores, tuiteros y blogueros de arte al #encuentrosecreto del Museo Cerralbo. Un evento que consiguió no sólo acercarnos a todos una vez más al museo, que ya sabéis que es uno de nuestros preferidos de Madrid, sino que también logró que la gente que lleva las redes sociales de éste pudieran conocer directamente la repercusión de su trabajo y cómo es percibido desde fuera.

Enrique de Aguilera y Gamboa, XVII marqués de Cerralbo.

Enrique de Aguilera y Gamboa, XVII marqués de Cerralbo.

     El acto fue sencillo, un bonito concierto del Cuarteto Quiroga, cuarteto residente de la Fundación Museo Cerralbo, y que tocan como los ángeles, y una copa de bienvenida alrededor de la cual poder charlar distendidamente e intercambiar opiniones. En contra de lo que algunos consideran como un dispendio, el encuentro fue una increíble inversión, ya que por muy poco el museo tuvo el feedback directo de todas aquellas personas que diariamente seguimos a la institución. ¿No estamos diciendo siempre que nos gustaría transmitir de alguna forma aquello que nos gusta o nos disgusta de los museos y de su gestión? Pues esta fue la ocasión perfecta y todos tuvimos la oportunidad de hablar con las personas responsables del museo y darles a conocer nuestro parecer sobre la labor que se está realizando no sólo en la institución, sino también de las iniciativas de las que ésta forma parte. Asimismo nos informaron de las actividades en las que el museo está inmerso para divulgar sus colecciones y difundir su rico patrimonio: conferencias, como la del próximo 2 de octubre sobre “El Greco, fuente de inspiración en los Zuloaga y otros ceramistas“; el Tweed Ride Madrid, una forma de conocer la ciudad pedaleando; o el Walking People, rutas de caminatas organizadas por el Ayuntamiento que comprenden la vista a cinco museos. También supimos que el museo además de formar parte de la plataforma Entorno Conde Duque, está formalizando un acuerdo con otras casas museo de Madrid, como el Museo Sorolla o la Fundación Lázaro Galdiano, para realizar una entrada conjunta y potenciar así la visita de estos museos, que por ser más pequeños en tamaño (que no en la importancia de los fondos que albergan) muchas veces son poco conocidos o no entran en el plan de los turistas.

     Es por ello que el encuentro del Museo Cerralbo nos pareció una idea muy acertada y un ejemplo a seguir por otras muchas instituciones. El que la gente del museo esté preocupada de cómo llegar a más público, el que quieran saber qué percepción hay de su trabajo, el que les guste saber cuáles de sus ideas hacen que sus colecciones tengan una mayor difusión nos parece un tremendo ejercicio de querer seguir aprendiendo y por lo tanto de amor a su trabajo y profesionalidad. Por nuestra parte lo único que podemos hacer es apoyar esta iniciativa esperando que cunda el ejemplo y dar divulgación y promoción a todos sus buenos proyectos. Desde el viernes podemos gritar aún más alto y más fuerte #SoyCerralbiano